martes, 21 de enero de 2014

Acaso miento...

Antes de el anochecer el miedo 
golpeo violentamente mi ventana...

Tu estabas escalando entre mis venas,
alcanzaste hasta el eco de mi voz...
un grito, una lagrima, algo mas... 
tu silueta...

Un golpe quebró mi sonrisa,
una espada derribo mis labios...
un quejido agrieto mi pecho, una herida
se mudo a vivir en mi cabeza...

Una sonrisa sepultada entre los ojos,
como azúcar de roció marchitando mi camino,
como sangre entre mis huesos...
como cualquier beso tuyo...
como cualquier noche nuestra...

Como una mentira sobre la mesa...mientras la noche 
crece, mientras el mundo se ciega...
mientras algunos buscamos la muerte
estrellandonos contra los labios del ser amado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada