lunes, 21 de abril de 2014

Promesas y tijeras

¿Recuerdas aquellas mágicas promesas,
conversaciones tan duraderas como la eternidad
en búsqueda de la prosperidad eterna
y nuestra dichosa y plena posteridad?

¿Recuerdas mis más sinceros deseos
de alejar eso que nos hizo tanto daño?
Mi corazón, blindado por el más fino herrero,
resistía ferozmente tus nocivos dardos.

¿Recuerdas el triunfo de la adversidad
destruyendo todo a su paso, cual tornado,
y cómo de a poco recogimos las cenizas,
fortaleciendo laboriosamente nuestros lazos?

¿Recuerdas todo lo que nos dijimos,
sufrimos, caminamos, soñamos, 
comimos, hicimos, sentimos, vivimos,
vencimos, y sobre todo, proyectamos?

Y en un instante rompiste todo lo que nosotros... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada