viernes, 31 de enero de 2014

Ya he llorado lo no-suficiente

Es un río, corriendo,
un río, representando sueños,
dolores, esperanzas, deseos.


Es un río, navegando mi piel,
como si fuera un rosado riel,
como si no existiese sin él.

Del mundo que percibo surge un río,
lo que me llega es un amargo destino
pues no aparecerás en mi camino.


Ya he llorado lo no-suficiente,
ya he exclamado por la muerte,
ya he perdido toda mi suerte.

Ya no hay razones para que llueva,
ya no hay razones para que no-llueva,
ya ha llegado el momento para que llueva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada